viernes, 29 de julio de 2011

*Faltan algunos textos*


Es así, amigo. Te digo que es así. Nacemos en pelotas, sin nada encima -ni interior ni exterior, o al menos eso creemos-. Nos molesta la luz del sol, no sabemos hablar, tampoco sabemos que podemos hacer tal cosa... entonces lloramos. También nos reímos pero por sobre todas las cosas, somos INQUIETOS.
Es así. Nos encontramos vírgenes de todo, del todo y sus partes. Fuera de todo tipo de quilombos, alejados de toda realidad. DORMIDOS.
La cagada es EMPEZAR a andar. ENCONTRAMOS palabras por debajo de la cama, entremezcladas con la sopa, hundidas en el arenero de nuestra infancia y hasta en el excremento que otro limpia por CULPA de nuestra incapacidad de hacerlo.
Pero resulta que vamos CRECIENDO. Las palabras ya no se esconden y por el contrario, nos chocan, nos avanzan, nos MUTILAN y no nos damos cuenta. Abusan todo el tiempo de nuestros cueros, de nuestras expresiones, de nuestros huesos.
¿Y qué pasa? Nada. O al menos no HACEMOS que pase ALGO. Nos QUEDAMOS. Mutilados, tristes, cagados encima como cuando éramos niños.
Nos quedamos PENSANDO qué hacer cuando todas estas palabras no entran en ninguna PARTE. Nos quedamos como mudos. Pero no de esos que siempre fueron mudos, nos quedamos como esos mudos que fueron silenciados porque sí, de golpe y sin aviso. Pero seguimos con ganas de gritar. Pero la libertad solo nos permite gritar con los labios censurados por una almohada, minimizados por las bocinas de los trenes, por otras voces.
ESTALLAMOS. Vomitamos todo. Lo vomitamos encima de cualquiera y sin asco. Pero ellos se limpian como si nada hubiese pasado, como si nada hubiese quedado en sus vestiduras. ¡Se limpian y ni tiempo de insultarnos se toman!
Pero es así, amigo. Te digo que es así. Y habrá que seguir adelante. Habrá que seguir BUSCANDO debajo de la cama, entre la sopa de letras, entre los corazones y hasta entre la gente. Puede ser que algún día nuestras palabras encuentren un lugar para empezar a JUGAR.
Mientras tanto, que nos siga MOLESTANDO el sol, sigamos gritando y pateando tachos. Seamos INQUIETOS, busquemos la forma.
El resto de las palabras no me salen, escribilas vos. Después de todo, ése fue el camino que elegimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Vos decís?